Rio gallego

Rio gallego

-El río Gállego pasa por Movera, desemboca en el río Ebro. Es caudaloso, tanto, que al mirarlo, parece que me hundo. Es tan largo que no se ve su fin, es más curvo que una serpiente, Su agua es fría como un hielo y a veces marrón como un tronco. La corriente de la desembocadura que tiene el río Gállego no es demasiado fuerte.

Comentarios